Escrito por Tendenzias

Premiar y castigar con comida: no recomendado

¡A la cama sin cenar! Si no habéis utilizado esta frase nunca con vuestros hijos, es probable que al menos hayáis escuchado a alguien decirla. El mal comportamiento de los niños se reprende, muchas veces, haciendo alusión a la comida, pero no es lo único, también los premios. “Como te has portado tan bien, vamos a cenar hamburguesa”. Quizás esta última opción sea más reconocida y quizás menos peligrosa si se usa con límites pero lo cierto que es que tanto premiar como castigar con comida es una práctica no recomendada, ya que puede desencadenar trastornos alimenticios.

Muchas veces se utilizan también los postres o chucherías como moneda de cambio, de manera que, sin darnos cuenta, podemos estar haciendo chantaje con comidas con alto contenido en grasas o glúcidos.

Por estas razones, la comida no debe utilizarse para premiar ni castigar, sino que lo mejor será fomentar una dieta equilibrada y tratar de premiarle con otro tipo de cosas. No obstante, eso no significa que nunca debamos darle el gusto a nuestros hijos de comer aquello que les gusta, pero sin que sea objeto de transacción.

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos