-    Escrito por raquel

¿Qué es la placenta previa?

La placenta previa es un fenómeno que se da cuando la placenta se implanta en la parte inferior del útero (a nivel del cuello del útero), lo que puede provocar complicaciones impidiendo el paso del feto por el orificio de salida del útero, obstruyendo de esta forma el canal.

La placenta previa se da apróximadamente en una de cada doscientas embarazadas y se puede reconocer porque provoca sangrado vaginal en los últimos meses del embarazo.

Hay tres tipos de placenta previa: completa, incompleta y periférica.

La placenta previa completa obstruye totalmente el orificio del cuello del útero, la incompleta obstruye parcialmente la salida del feto y la periférica permite al feto salir.

No se sabe exactamente la razón por la que se produce la placenta previa pero, si se tiene un embarazo de riesgo es más probable que se dé. Además, estos factores aumentan la probabilidad de la placenta previa: fumar, beber alcohol, tener un embarazo múltiple, madre de edad avanzada o haber tenido abortos anteriormente.

¿Cuáles son los riesgos de la placenta previa?

El máximo riesgo para el bebé es que no haya sido diagnosticada la placenta previa y tenga un nacimiento prematuro, por lo que puede obstruir su salida y, en el peor de los casos, el feto puede morir.

Por ello es importante que, mediante una ecografía se detecte la placenta previa a tiempo para proceder a la solución, que la más habitual es provocar el parto por cesárea.