Escrito por Tendenzias

Molestias del embarazo: calambres, indigestión y acidez

Los calambres son repentinos espasmos musculares involuntarios que se cree  afectan al 50 por ciento de las mujeres embarazadas. La característica de manifestación es por lo general nocturna, pudiendo ser muy dolorosos, asemejándose a un desgarro repentino y muy agudo.

Existen muchas teorías en cuanto a sus causas, entre ellas las deficiencias de minerales y la mala circulación, pero ninguno ha sido totalmente demostrado, aunque el magnesio juega un papel fundamental en este tipo de dolencias, atribuyéndole a su deficiencia este tipo de desorden tendido-muscular.

El consejo mas adecuado es tratar de relajarse primero mentalmente y masajear la zona afectada con intensidad para buscar el alivio inmediato, el ejercicio con los pies es muy indicado para estimular a la relajación.

Indigestión y acidez estomacal

Este tipo de desorden digestivo llamado indigestión puede tener su origen en los cambios hormonales producidos durante las primeras etapas del embarazo.

Esta dolencia o desorden es muy característica en los últimos meses del embarazo, como resultado de la presión que ejerce en forma natural el feto, sobre el estomago empujándolo hacia arriba.

Lo mas recomendable es realizar pequeñas ingestas y de forma mas continua en vez de comidas copiosas, evitando todos aquellos alimentos que puedan afectar la digestión o que sean difíciles de digerir, como lo son las grasas de origen animal  y alimentos picantes y adoptando una postura correcta o mas bien recta al tomar los alimentos.

Cuando hace su aparición la acidez, se torna más dolorosa la situación digestiva, más aún que en la indigestión, por presentarse con regurgitaciones ácidas que ascienden por el tracto digestivo (esófago), generada por un  exceso de ácido clorhídrico en el estómago. Es más probable que ocurra cuando se esta acostada, para lo cual los doctores recomiendan evitar alimentos durante dos o tres horas antes de acostarse.

De todas maneras, las mujeres embarazadas deben consultar a su médico de cabecera, matrona o farmacéutico antes de tomar cualquier recurso en caso de  indigestión, ya que una decisión errónea puede afectar el feto.

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos