Escrito por Tendenzias

Los hábitos de los niños

Los niños deben formar hábitos desde que comienzan la etapa preescolar, y respetarlos en su día a día. Algunos de estos hábitos son comer y dormir a la misma hora, y son fundamentales para prevenir el desorden.

Las rutinas crean el orden. Cuántas más veces se lave el niño las manos antes y después de comer, y antes y después de ir al baño, más pronto logrará adaptar este hábito en su vida. Igualmente, enseñaremos al niño a lavarse los dientes después de cada comida, sin excepciones, para que llegue el día en el que vaya él solo a lavárselos después de la cena.

Al enseñarles estos límites, los niños serán cada vez más responsables con sus obligaciones. Se les deberá enseñar estos hábitos lo más pronto posible, puesto que a los cinco años ya sería más complicado enseñarles a cumplir con ciertos requisitos.

Lógicamente, los niños copian los hábitos de los mayores. Si nos ven lavarnos las manos antes de sentarnos a la mesa para comenzar el día con el desayuno, ellos también lo harán.

Los padres deben enseñar a sus hijos la importancia de ordenar su cuarto de manera regular. También deberán establecer un horario en el que basarse a la hora de hacer los deberes, pues el niño sabrá de esta manera que si hace los deberes a la hora correspondiente, puede salir a jugar después.

IMAGEN: tipsfamilia.com

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos