Escrito por Tendenzias

Leucorrea – Qué es, síntomas, causas y tratamiento de la leucorrea

Seguramente nunca hayas oído hablar de Leucorrea, la verdad es que el nombre asusta un poco. El flujo vaginal que según en que parte del ciclo menstrual nos encontremos, serán mas o menos espeso, ese flujo es la leucorrea. Cómo vemos no es algo de lo que tengamos que preocuparnos, siempre que éste flujo tenga una consistencia normal y un color normal, pero ¿qué ocurre cuando ni su consistencia, ni su color es normal?. En Leucorrea – Qué es, síntomas, causas y tratamiento de la leucorrea, intentaremos solventar todas y cada una de vuestras dudas, pero no tardemos más y comencemos.

Qué es la Leucorrea

Si nos ceñimos a su definición, la leucorrea es el flujo de color blanquecino que secreta la vagina. Este flujo es algo totalmente normal en todas las mujeres ya que es la forma que tiene el cuerpo de desprenderse de la mayoría de las células muertas e impurezas, que puedan quedar en el tracto vaginal.

En mujeres sanas este flujo tendrá un color blanco o transparente, no produce ningún tipo de sintomatología y su cantidad puede variar aunque la mayoría de las veces es escaso, inoloro y homogéneo. Podemos hablar de dos tipos de Leucorrea:

  • Fisiológica: Es el flujo vaginal normal que suele aparecer en los días previos a la menstruación y es producto del incremento en la carga hormonal. Sus características son, color blanquecino, no huele mal y no hay pruit.
  • Patológica: Es el flujo vaginal anormal, que suele ser causada por algún tipo de problema, como puede ser una infección. Las características principales son que existe presencia de mal olor, su consistencia varía, así como su color tornándose hacia un color más amarillo o marrón.

Causas de la Leucorrea

Como hemos visto hasta ahora el término leucorrea es simplemente el nombre que recibe la secreción vaginal, algo totalmente normal. Hoy en día se designa leucorrea al flujo vaginal que no tiene una apariencia normal, es decir, de color amarillento, con mal olor y poco homogéneo.

No podemos hablar de una sola causa, ya que pueden existir multitud de razones por las que el flujo vaginal varíe su apariencia, las más habituales son:

  • Cuerpo extraño
  • Infección bacteriana
  • Infección vírica
  • Candidiasis
  • Trichomonas vaginalis
  • Cervicitis

Causas de la Leucorrea | Cuerpo Extraño

Normalmente es causa de secreción vaginal y por lo tanto posible infección. En mujeres adultas, la mala inserción de los tampones e incluso el olvido de éstos, puede ser causa de una leucorrea que además desprenderá un mal olor, muy fuerte y fétido. Por medio de un examen pélvico, el ginecólogo podrá valorar la mejor forma de actuación.

Causas de la Leucorrea | Infección Bacteriana

Clamidia

Cuando la mujer está a punto de iniciar la menopausia o por el contrario, la niña que está en la etapa premaenárquica, ante los bajos niveles de producción de estrógenos, la flora bacteriana se puede encontrar en estado mixto, momento en el que bacterias aprovechan para la infección, lo que comúnmente se denomina vaginosis bacteriana. Entre las bacterias más comunes nos encontramos con:

  • Gardnerella vaginali
  • Neisseria gonorrhoeae
  • Chlamydia trachomatis

Causas de la Leucorrea | Infección Vírica

Son las infecciones causadas por virus DNA, éstos afectan la parte inferior del tracto genital, no presenta ningún tipo de síntoma afectando principalmente a la piel de la vulva.

Principales responsables del herpes y del virus del papiloma humano, responsables directos de los condilomas o verrugas en la mucosa de la vagina.

Causas de la Leucorrea | Candidiasis

La candidiasis presenta una sintomatología, además de una leucorrea anormal, muy característica, se trata de prurito vaginal, un síntoma que provoca irritación y fuertes picores en la zona vaginal. Se trata de una  infección fúngica, provocada por hongos y cuyos síntomas se encuentran estrechamente relacionados con la extensión del problema.

Candidiasis

Ardor y escozor después de orinar, sobre todo producida por la irritación de la piel tras el rascado.También puede ser producto de otra enfermedad subyacente como puede ser la diabetes.

Causas de la Leucorrea | Trichomonas Vaginalis

Se trata de un microorganismo protozoario que habita en las zonas húmedas y que si infecta nuestro cuerpo nos provocará una leucorrea de color amarillento verdoso, provoca irritación en la zona vulvar. Esta afección empeora en ciertas fases del ciclo menstrual como es tras la menstruación o durante el embarazo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Causas de la Leucorrea | Cervicitis

Se trata de la inflamación de los tejidos del cervix, puede estar provocada por infecciones bacterianas o incluso puede ser provocada por una recaída provocada por un tratamiento inadecuado. Existen otras causas que pueden provocar esta infamación y por lo tanto generar una leucorrea inadecuada, como puede ser la existencia de pólipos o cáncer de cérvix.

En algunas ocasiones, la cervicitis puede provocar una secreción de aspecto mucopurulento, donde podemos encontrar distintos microorganismos tanto aeróbicos como anaeróbicos. El PH del flujo también se altera, lo que provocará que proliferen otros organismos.

Síntomas de la Leucorrea

La sintomatología más clara de la leucorrea es el aspecto de la secreción vaginal, donde:

  • El color se volverá más oscuro de lo normal, adquiriendo un tono que puede ser amarillento, verdoso o marrón (sanguinolento)
  • El color de la leucorrea es blanco pero demasiado abundante
  • Con el flujo además aparecen otros síntomas como escozor, picor e incluso dolor en la zona del abdomen.

Tratamiento de la Leucorrea

El tratamiento va a depender de la causa que origine la Leucorrea, como ya habíamos comentado al principio de éste artículo, no será lo mismo una leucorrea fisiológica que una patológica.

Las leucorreas fisiológica no necesitan ningún tipo de tratamiento, es un flujo derivado de la propia limpieza del tracto uterino e igual que ha aparecido, desaparecerá.

Pero si la leucorrea es patológica, lo primero que el facultativo deberá delimitar es la causa y conforme a ella poner un tratamiento.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Tratamiento de la Leucorrea | Fisiológica

Aunque como hemos comentado, no es necesario iniciar ningún tipo de tratamiento, si podemos tener unos hábitos recomendados de higiene de tipo personal. Los lavados vaginales simplemente con agua será la mejor opción. El exceso de higiene puede provocar un efecto contrario, favoreciendo la llegada de bacterias y por lo tanto convertirlo en un problema. Evita la utilización de tampones puesto que estos favorecen la llegada de infecciones. Evita llevar prendas íntimas de algodón o ropa ajustada.

Tratamiento de la Leucorrea | Patológica

En el caso de tratarse de una leucorrea ptológica, el tratamiento que deberá seguir será el adecuado según la causa que haya provocado esta patología.

Si la causa es una infección bacteriana, el tratamiento estará basado en terapias antibacterianas y la abstinecia en el sexo, mientras el problema persista. Estos tratamientos suelen ser largos, por lo que no debemos tener prisa en acabar con el tratamiento, aunque te encuentres en perfectas condiciones, no acortes nunca el tratamiento.

En el caso de que la leucorrea se deba a la presencia de un cuerpo extraño, como ya hemos comentado, simplemente con la extracción de éste, el problema quedará resuelto, de lo contrario podrá llevarnos a una situación muy grave pudiendo contraer infecciones severas.

Cómo afecta la leucorrea al embarazo

¿Cómo afecta la leucorrea en el embarazo? Pues igual que afectan otros síntomas, pero en este caso se incrementa algo que ya teníamos con anterioridad, el flujo vaginal, por lo que no es ajeno. Algo es algo. Además, teniendo en cuenta que ese líquido que expulsa la vagina, sirve para proteger al feto, la tendencia a quejarse de las madres es mucho menos.

La leucorrea no es más que las bacterias que sobran al embarazo, siendo expulsadas fuera del cuerpo. Básicamente, son células muertas y bacterias propias. Aún así, vamos a ver cómo afecta la leucorrea al embarazo.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Una madre gestante, a causa de su estado, ve como se disparan los niveles de estrógeno y de su flujo sanguíneo. Esto provoca el incremento de la secreción. Un aumento que, una vez de a luz, no desaparece de repente. Eso sí, cambia algo de color. De hecho, no deberíamos hablar de cómo afecta la leucorrea al embarazo, sino de cómo le ayuda.

Al tener un tono muy característico, que este cambie puede ser indicador de que algo pasa. Tendremos un consultor en tiempo real de cómo están las cosas en tu interior.

Para empezar, si en algún momento, junto con la leucorrea, sale algo de sangre, de cabeza al médico. Ni pensarlo. Si, por otro lado, no tienes claro si es flujo vaginal u otra cosa, llama también al médico. Si resulta ser líquido amniótico, el bebé correría serio peligro. Incluso si se da un aumento considerable de secreción, puede ser señal de que el bebé quiere salir.

También está la opción de que el color se mantenga pero el olor sí sea fuerte. Como avinagrado. En tal caso, además, suele venir acompañado de picores o inflamación. Si es así, es más que probable que haya una infección fúngica. Lo que viene a ser una candidiasis de manual. No te preocupes, es algo normal. El embarazo baja las defensas en este tipo de afecciones.

Es más, no revisten peligro para el bebé, pero sí deben ser tratados rápidamente. Sobre todo, para que esté curado antes de dar a luz y que el bebé no se infecte al salir.

Si se da el caso de que el líquido tenga un olor fuerte y que su color sea distinto al habitual, seguramente tengas una enfermedad de transmisión sexual. Y es que, cuando es amarillo, verde o gris, ETS al canto. Y ésta sí es peligrosa, pues puede adelantar el parto, independientemente de la fecha. Además, las infecciones que provoca sí son poco atractivas y dolorosas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_4);

Si lo dejamos pasar, el bebé puede sufrir daños fatales. Desde quedarse sordo o ciego, a muerte fetal. Para distinguirlo, no tiene pérdida. Es un olor típico de pescado pasado. Además, te dolerá la zona al orinar. Por suerte, se cura rápidamente con antibióticos. Pero claro, para prevenir, debemos estar atentos a todos los elementos que atañen a la leucorrea. Puede salvarnos la vida. Y la del bebé.

También te puede interesar:

Desde EmbarazoRossa, esperamos que este artículo haya resuelto algunas de vuestras dudas, no obstante en nuestra página tenemos una gran variedad de temas, de los que nos interesan a nosotras, fundamentalmente. Hemos querido destacar unos enlaces, porque creemos que te van a interesar.

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos