-    Escrito por bego

Huevo muerto y retenido

El aborto no siempre va acompañado de hemorragia, en algunos casos -aproximadamente el 30%- los abortos se producen sin que exista una metrorragia (o hemorragia), por lo que el embarazo pasa a llamarse huevo muerto y retenido.

Al hacer la ecografía, el médico encuentra que tanto el feto como el saco gestacional no han crecido según el periodo transcurrido o que el feto no muestra signos de vitalidad. Contradictoriamente a esto, si la mujer se hace una prueba de embarazo en orina puede dar positiva por el hecho de que as hormonas sigan estando activas en su organismo.

La ecografía se realiza a las 5 o 6 semanas del embarazo de forma rutinaria pero la valoración del estado del embrión obliga a esperar 7 o 10 días más, tiempo de espera que puede ser muy angustioso tanto para los padres y familiares por lo que es recomendable que se muestre todo el apoyo a la madre durante estos días, que si bien la pérdida es menos dolorosa que en fases más avanzadas del embarazo, es necesario mantener el duelo y recuperarse psicológicamente en caso de respuesta negativa antes de intentarlo de nuevo o al menos, mientras se espera el diagnóstico médico.