Escrito por Tendenzias

En verano… ¡A bañarse con los niños!

piscinaLlega el verano, llega el calor y aparece el agua por todas partes. Se hayan metido en una piscina climatizada o no, con la llegada del verano los niños se meten al agua casi por norma. Eso sí, los bebés también pueden  hacerlo pero vigilados por sus padres en todo momento.

Siempre que lleven los instrumentos necesarios (manguitos o chaleco salvavidas), nadar con los más pequeños es una gran experiencia, tanto para ellos como para sus padres. El hecho de compartir una actividad y de que los niños se sientan protegidos notando cerca la presencia de sus padres para protegerse del peligro del agua, crea un vínculo afectivo entre ellos.

Pero además de esto, nadar aporta a los niños:

  • Mejora la capacidad para salir de las dificultades.
  • Socialización al compartir el momento con otras personas y niños.
  • Aporta relajación a través de la sensación de flotar y posteriormente por haber realizado ejercicio.
  • Mejora el sistema cardiorespiratorio y el desarrollo psicomotor.

EmbarazoRossa

Newsletter