Escrito por Tendenzias

Depresión Postparto

La depresión postparto es una depresión profunda que las mujeres que acaban de ser madre. Aparece después del parto o hasta un año más tarde.

Es común que las futuras mamás experimenten cambios en su estado de ánimo durante el periodo del embarazo, cambios que pueden deberse a la variación de los niveles hormonales. Estos cambios son normales y muchas veces, pueden verse afectados por el cambio en el estilo de vida del bebé. Es fundamental que en estas ocasiones la familia y la pareja tengan en cuenta la situación y apoyen a la madre.

Cabe distinguir entre dos tipos de depresión relacionadas con el embarazo: depresión puerperal y depresión postparto.

La depresión puerperal, afecta entre a entre el 50% y el 70% de las mujeres, que la sufren durante un corto periodo de tiempo tras dar a luz. Este trastorno se manifiesta en ansiedad, irritación, tristeza con llanto e inquietud. Suele ocurrir durante las primeras semanas y desaparece sin necesidad de tratamiento.

En cuanto a la depresión postparto, se trata de un trastorno más grave y que afecta a un porcentaje inferior de madres (entre el 8% y el 20%) después del embarazo. Aparece durante las primeras cuatro semanas tras dar a luz y precisa de atención médica para tratarla.  

Las mujeres que tienen mayor posibilidad de sufrir depresión postparto, son aquellas que presentan o han presentado:

  • Trastornos de ansiedad o del estado anímico antes del embarazo, incluyendo depresión con un embarazo anterior.
  • Con familiar cercano que haya experimentado depresión o ansiedad.
  • Vivencias estresantes durante el embarazo, incluyendo una enfermedad, muerte o enfermedad de un
  • Ser querido, un parto difícil o de emergencia, parto prematuro o una enfermedad o anomalía del bebé.
  • Menos de 20 años.
  • Embarazo no deseado o no planeado.
  • Consumidora de alcohol, alucinógenos o tabaco (éstos también son riesgos médicos serios para la salud del bebé).
  • Poco apoyo de la familia, los amigos o de otro ser querido.
  • Mala relación con su pareja u otro ser querido.
  • Profunda depresión en otro momento de su vida.
  • Problemas financieros (bajos ingresos, vivienda deficiente).
  • Poco apoyo de los padres en la infancia.

En cuanto a los síntomas que presenta este trastorno, son los comunes a una depresión grave, a los que además se le pueden añadir estos otros:

  • Sentimientos negativos hacia el bebé
  • Falta de placer en todas o en la mayoría de las actividades
  • Disminución del apetito
  • Pérdida de energía
  • Sentimiento de retraimiento, aislamiento social o desconexión
  • Sentimiento de inutilidad o culpa
  • Dificultad para dormir
  • Dificultad para concentrarse o pensar
  • Pensamientos de muerte o suicidio.

En caso de presentar algún síntoma o de notar cambios de humor, lo más recomendable es visitar al médico, quien comprobará que los síntomas no se deban a otros transtornos, como por ejemplo, al hipotiroidismo.

El tratamiento de la depresión postparto puede ser a través de terapias y medicamentos y mientras dure este periodo, será fundamental el apoyo de los familiares y del entorno de la madre.

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos