Escrito por Tendenzias

Cambiar los pañales

No sabes ni cambiar un pañal“. Cuántas veces se ha oído este tópico de la mano de madres que se encargan del cuidado de los hijos casi ellas solas. Desde EmbarazoRossa queremos conseguir que, si un padre no cambia el pañal, es porque no quiere. Asimismo, estos consejos también serán útiles para aquéllas madres que no sepan muy bien como afrontar una situación que se volverá rutinaria en pocas semanas.

Para empezar, te aconsejamos que prepares todo lo necesario antes de cambiarle el pañal a tu bebé, puesto que una vez empieces con esta tarea, es mejor que tengas todo a mano y no le dejes sólo ni un segundo, evitando así que pueda caerse desde la superficie en la que se encuentra o se haga daño.

Lo que necesitas para empezar a cambiar el pañal es:

  • Un pañal
  • Agua tibia y algodón o unas cómodas toallitas húmedas desechables.
  • Pomada o vaselina para evitar irritaciones en la piel.
  • Esterilla plástica para colocar encima al bebé. Es importante el material para poder limpiarla con facilidad en caso de que se manche.

Una vez tenemos todo listo, pasamos a limpiar las partes íntimas del bebé con mucho cuidado y siempre de delante hacia atrás, para evitar que las bacterias anales provoquen infecciones en el sistema urinario. Después se aplica la pomada para evitar la dermatitis, que también puede evitarse cambiando con frecuencia el pañal y al momento de detectar una deposición; también se recomienda dejar al bebé sin pañal en algún momento del día para darle un respiro.

Un dilema que tienen algunos padres es el de utilizar pañales de tela o pañales desechables. Pese a que sabemos que los desechables son más cómodos e higiénicos, algunos padres optan por la comodidad de los pañales de tela para el bebé. En el caso de optar por los de tela, se recomienda depositar las heces en el WC antes de lavarlos, utilizar jabones neutros para no irritar la piel del bebé y lavarlos cada vez que sean utilizados.

EmbarazoRossa

Newsletter