Escrito por Tendenzias

El calendario lunar y el embarazo: las fases lunares

A lo largo de este artículo, veremos si es cierta la teoría de que el calendario lunar, influye decisivamente en el embarazo, y hablaremos de las fases lunares. Es una creencia muy antigua, que afirma que dependiendo de las fases lunares, hay fechas más o menos fértiles para que una mujer se quede embarazada. Es algo que viene de muy atrás. Por ello diferenciaremos, la fertilidad, según estemos en luna llena, luna nueva, luna creciente o luna menguante.

Cómo funciona el calendario lunar con el embarazo

En primer lugar hay que destacar, que estamos hablando de creencias, que no tienen ninguna base científica, pero aún así explicaremos cómo funciona el calendario lunar en el embarazo.

El calendario lunar es uno de los calendarios más populares del embarazo y varía según las culturas y las civilizaciones.

Una antigua creencia hindú, relacionaba los cambios en la luna, con el ciclo menstrual de la mujer, y la elección del sexo del futuro bebé, fijándonos siempre en el momento de la concepción y en la fase lunar que exista justo en ese momento.

Parece ser que si la ovulación se producía en una noche de luna llena, habría una alta probabilidad de concebir una niña.  Si la ovulación se produjese en una noche de luna nueva, lo más factible, sería concebir un niño. Parece que habría una relación menos cierta, entre las fases de la luna y el sexo del bebé, en las fases de transición, con luna creciente, o bien con luna menguante. No obstante, algunas teorías dicen que se conciben más niñas, cuando tenemos luna creciente, mientras que con luna menguante, se concebirían más niños.

También hay otras teorías al respecto, que afirman, que en noches de luna llena, se sientan las bases, de que se produzcan más nacimientos. En las noches de luna nueva, los partos son más fáciles y más rápidos. Mientras, que en luna creciente, las fases del trabajo del parto suelen ser más normales, por lo que la madre puede controlarlo bastante mejor.

La antigua tradición dice que las probabilidades de dar a luz, aumentan de acuerdo a los cambios de la fase de lunar, es decir, que en una fecha de transición, tendríamos más posibilidades de que se sienten las bases, de que se plante la semilla, de un nuevo nacimiento, nueve meses después.

Según la tradición china, para saber el sexo de tu futuro hijo, tienes que aplicar una tabla, para la cual tienes que saber tu edad lunar, ya que si naciste después del 22 de febrero tienes que añadir un año a tu edad, mientras que si lo hiciste, antes del 22 de febrero, tienes que saber cuándo ha sido el año nuevo chino, porque si naciste antes, hay que sumar otro año más. Después, habría que aplicar la tabla, en la cual hay que relacionar el mes con la edad lunar de la madre.

Los científicos, como afirmábamos anteriormente, insisten en que la luna no influye para nada en el parto, pero las creencias populares, en varios rincones del mundo, consideran lo contrario. Hay matronas, incluso que dan datos que han ido apuntando para confirmar esa creencia.

A estas conclusiones han llegado las matronas. Dicen que durante la luna nueva, durante toda la fase, se asisten a partos mucho más sencillos y rápidos, ya que apenas tienen que intervenir en el parto.

Si ocurren en luna creciente, los partos son prácticamente perfectos y la madre puede vivir todos y cada uno de los pasos. Durante la fase de luna llena, los partos no son tan sencillos, ya que pueden llegar a producirse de manera inesperada y prematura. Al no estar preparado el cuello del útero, tiende a ser todo un poco más difícil. Mientras que si los partos son en cuarto menguante, suelen ser lentos y suele haber menos en general, ya que la placenta tarda en salir, y en muchas ocasiones todo termina en cesárea.

Las fases lunares para quedarse embarazada

A  continuación vamos a explicar cuáles son las fases lunares para quedarse embarazada. No obstante, esta teoría puede variar, según quién la aplique y según a qué civilización nos acojamos.

En condiciones generales, existe la creencia de que si quieres que tu bebé sea niño, debes tener relaciones sexuales, cuando haya cuarto creciente o cuarto menguante, y el sexo se debe practicar en los días impares del mes, y siempre debe ser de noche.

Si lo que pretendes, es que tu bebé sea niña, las relaciones sexuales se deben mantener cuando haya luna llena. Dicen, que, por el contrario, es mejor mantener relaciones sexuales, por el día y los días pares del mes.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Todo esto, está relacionado, con la creencia, de que los ciclos menstruales de las mujeres, están directamente relacionados, con las fases lunares. De este modo, los 28 días del ciclo menstrual, equivalen a los 28 días del ciclo lunar, que se manifiestan 13 veces al año. En este caso, los índices más altos de concepción y de ovulación, se producirían en los días de luna llena, contando siempre también el anterior, y los índices más bajos, tendrían lugar, cuando nos acercamos a la luna nueva, que representaría la menstruación.

Hay que tener en cuenta, que una mujer fértil, es aquella que tiene ciclos menstruales regulares, sin presentar desequilibrios hormonales, lo cuál le permite poder engendrar una criatura, si tiene relaciones sexuales de manera regular. En el caso, de los hombres, la fertilidad está directamente relacionada, con la cantidad y la calidad de su esperma.

Hablábamos anteriormente, de la relación entre menstruación y la fase lunar, lo cierto es que la fase lunar, no es exactamente de 28 días, sino de 29,53, pero por mucho que algunos astrólogos y otro tipo de personas establezcan esta relación, parece que realmente no existe una causa directa. La creencia más extendida, es que en luna llena nacen más bebés, pero usando exclusivamente la ciencia, parece que esta teoría, con datos en la mano, puede quedar descartada.

También te puede interesar:

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos