Escrito por Tendenzias

Baby boom

El baby boom, o fenómeno bebé, es un acontecimiento realmente emocionante en el mundo del embarazo, pues cuando éste aparece en las conversaciones, no deja a nadie indiferente. Y es que no es para menos, ¿a quién no le intriga saber por qué en determinadas fechas del año aumentan los cumpleaños? Estoy segura de que te lo has preguntado más de una vez.

cumpleanos-de-ninos

Si nos ponemos a calcular, nueve (u ocho) meses atrás nos dará una pista de por qué entre septiembre y octubre aumentan los nacimientos. Cuando retrocedemos hasta llegar a enero o febrero no podemos evitar que una sonrisa se nos escape, un «ay, pillines» silencioso tampoco faltará.

Está claro, Navidad y San Valentín son las fechas más propicias para ponerse manos a la obra. Entre la felicidad de las fiestas, los regalos, los entornos familiares, la reunión con viejos amigos que comentan lo bonito que está su hijo y las fotos de bebés disfrazados de árboles o regalos casi obligan a la cigüeña que espera nuestra llamada a que acuda sin demora.

Baby boom:

bebes-juntos

Por cronología, entre marzo y mayo es la época de anunciar estas llegadas, a veces más que deseadas, y otras completamente inesperadas. Entonces nos vemos envueltos casi sin darnos cuenta en una vorágine de secretos a medias voces y ropa ancha —para “disimular”, aunque la tripa no haya crecido lo más mínimo—. No tardarán en aparecer tampoco las fotos de las primeras ecografías donde, con total sinceridad, pocos saben qué mirar exactamente. Encontrar la habichuela no es fácil, aunque tampoco por eso deja de ser emocionante.

Ya en verano, las playas y piscinas comunitarias se visten de mujeres orgullosas con el pareo anudado por encima de la cintura, justo donde su futuro bebé comienza a hacerse notar, y bajo el cobijo de una sombrilla. Las ves caminar orilla arriba, orilla abajo, y a la noche, pasear con largos caftanes de gasa. A veces incluso crees que son las mismas embarazadas y acuden a ti absurdas reflexiones como un «¿y no se cansan de andar?».

Están por todas partes y es cuando más consciente eres de la cantidad abrumadora de nacimientos que se avecinan en otoño.

Y a finales de agosto, principios de septiembre, surgen sin remedio los reportajes fotográficos, a cuáles más originales. En ellos sientes esa dulce espera como si la de los padres fuese la tuya, y es que pocas fotos son más tiernas que las de una mujer embarazada junto a aquellos que más la miman.

San Valentín:

Ah, el amor, qué gran excusa para concebir, y es que durante estas fechas muchas parejas se dejan llevar por los arrumacos.

Los que andan indecisos desde el inicio del año, en febrero ya se encuentran más o menos preparados para dar el paso, y entre el champán, las rosas, los bombones y las velas todo parece favorecer la unión con tu pareja.

Además, os notáis más amorosos, con más ganas y más ilusión, mayor es la receptividad con la que acogéis la idea de ampliar la familia. En realidad, podríamos llegar a la conclusión de que los bebés otoñales son el fruto de la más absoluta felicidad.

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos