Escrito por Tendenzias

Aborto inducido

Muchas mujeres a la hora de conocer el estado en el que se encuentran deciden ponerle fin a esa situación mediante un aborto. Hoy os contamos todo sobre el aborto inducido, una decisión que sin duda cambia tu vida y la de las personas de tu alrededor.

Aborto inducido

El aborto inducido es la interrupción del embarazo, vetando el desarrollo del feto antes de las 20 semanas de gestación. Una vez pasado este periodo, el aborto pasa a denominarse parto pretérmino. Mientras que el aborto espontáneo se refiere al aborto por causas naturales, el aborto inducido se refiere a un aborto programado y voluntario.

Una opción llena de controversia

El aborto inducido es todavía, a día de hoy, una opción que crea controversia en cualquier parte del mundo. Durante la historia se ha intentado prohibir esta opción, sin embargo, aunque los límites de la legalidad dejen poco espacio para que pueda producirse libremente, esta práctica se produce en numerosas clínicas perfectamente legales.

La mujer que decide abortar libremente debe elegir muy bien el lugar donde lo va a hacer, ya que si las condiciones no son adecuadas encontramos la causa de mayor mortalidad femenina, que según la Organización Mundial de la Salud es de 68.000 muertes al año. Este hecho es uno de los principales argumentos para los defensores del aborto inducido, alegando que con una ley que permita el aborto inducido se permitiría garantizar unas condiciones que no pongan en riesgo la vida de la mujer que decide interrumpir su embarazo.

En lo referente a la ley española, la ley actual contempla tres supuestos para abortar: grave peligro para la vida o salud física o psíquica de la embarazada -para lo que no hay límite de semanas de gestación; embarazo por violación -hasta las doce semanas-, y presunción de graves taras físicas o psíquicas para el feto -hasta la semana 22-. Actualmente, el Gobierno ha propuesto una nueva ley que en caso de ser aprobada, permitiría:

  • Interrumpir libremente su embarazo a partir de los 16 años de edad en las primeras 14 semanas de gestación.
  • Abortar libremente antes de la semana 22 en el caso de detectar malformaciones graves o un riesgo grave de poner en peligro la vida de la madre.
  • Libertad para las embarazadas de a partir de 16 años de interrumpir su embarazo sin consultar a sus padres o tutores.

Tipos de aborto inducido

Existen 7 tipos de aborto inducido:

  • Succión: casi el 95% de abortos realizados en países desarrollados se llevan a cabo a través de este método. Se realiza a través de la introducción en el útero de un tubo aspirador que tiene un borde afilado. La succión es muy fuerte, succionando tanto al feto como la placenta. Posteriormente, se eliminan los restos de cráneo con una pinza.
  • Dilatación y curetaje: es uno de los más utilizados, tanto en el aborto espontáneo como en el inducido y consiste en utilizar una cureta o cuchillo con una cucharilla en punta para realizar cortes y facilitar la extracción por el cuello de la matriz. Se usa este método cuando el método de succión ya no es viable, ya que a partir del tercer trimestre el feto ya es demasiado grande, por lo que se utiliza previamente este método. El resto se extrae con la ayuda de los fórceps.

curetaje

  • Envenenamiento salino: consiste en extraer el líquido amniótico introduciendo una aguja en el abdomen que va hasta la bolsa amniótica, donde se introduce una solución salina concentrada. Al ingerir esta solución el feto, muere por envenamiento pasadas 12 horas. Unas horas más tarde, la madre suele comenzar una especie de parto. Este método se utiliza después de las 16 semanas de embarazo.
  • Pastilla RU-486: es eficaz sólo durante la primera y tercera semana tras la primera falta de menstruación. Interrumpe el desarrollo del embrión al privarlo de una hormona que resulta vital para su desarrollo, la hormona progesterona.
  • Cesárea: el método es el mismo que en un parto por cesárea.
  • Prostaglandinas: es un fármaco que provoca el aborto prematuro en cualquier etapa del embarazo. Suele utilizarse a mitad de embarazo o al final de éste. En ocasiones se combina con la pastilla RU-486 y presenta un grave riesgo para la madre.
  • Nacimiento parcial: se realiza en las últimas semanas de embarazo. Se dilata el cuello del útero durante tres días y a través de la guía de una ecografía, el médico retira el feto con unas pinzas, extrayendo el cuerpo parcialmente como si fuera a nacer.

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos