Escrito por Tendenzias

¿Por qué sigues teniendo barriga después de dar a luz?

El tamaño del útero crece de forma considerable en los días previos al momento de dar a luz, llegando a medir hasta 4 centímetros en este momento. Después del parto empieza a recuperar poco a poco su forma, algo que ocurre mientras se sienten los llamados entuertos, espasmos -a veces un poco dolorosos-, que indican esta reducción de tamaño. Debido a el tamaño de este útero -aunque no es la única causa- y el tiempo que tarda en reducirse, seguimos teniendo barriga después de dar a luz.

Sólo una hora después del parto, el útero se reduce considerablemente, pesando ahora un kilogramo. No obstante, debe seguir reduciéndose hasta volver a su peso original: unos 50 gramos. A este peso llegará en unas 6 semanas, de manera que es normal que después del parto el vientre siga apareciendo abultado.

Después de los tres meses, la mayoría de mamás recuperan su peso previo al embarazo, situación que se acelera si se da el pecho al bebé por la estimulación de la oxitocina, que actúa reduciendo el tamaño del útero.

EmbarazoRossa

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos